Mi proyecto memorable

El amigo cordobés.

Desgraciadamente mi memoria me impide hablar bien de la escuela en mi infancia, tampoco en la adolescencia. Cualquier proyecto que recuerde debe remitirse a la calle a mis aprendizajes con los amigos cuando terminábamos deseosos el colegio.
Una de nuestras excursiones cuando eran vacaciones iba desde Arroyo de la Miel, bajando hasta Benalmádena Costa y andando por la playa para llegar hasta Punta Negra y después hasta Torremuelle con dirección a Fuengirola aunque nunca llegábamos. Entonces sólo existía Arroyo de la Miel como pueblo, el Tívoli y los apartamentos Béjar y la inmensidad del campo hasta la playa.
Nuestro amigo cordobés nunca había visto el mar y tenía grandes deseos de conocerlo y llegando a la costa después de una buena caminata se acercó a un charco limpio y cristalino de agua que el mar había dejado en su retirada y bebió de él con “ansia” escupiéndola rápidamente, mientras nosotros absortos le recriminábamos por lo que había hecho. Pero él nos dijo:
– Lo sabía, me lo habían dicho en la escuela pero quería comprobarlo.
Qué lección; me he acordado mucho de ello. Sin hacerlo, nada se aprende.

ben09qg5

Benalmádena Costa alrededor de los años 70

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s