La metáfora del proyecto

metafora2

En estos días, paseando, bajo un gran nogal, pensé que los proyectos de trabajo en la escuela son parecidos a una hoja mirada de cerca. Cogiendo el limbo y al revés (su envés) y vista cuando el sol de la tarde quiere alejarse, su imagen es llamativa. Primero ese verde brillante,  translúcido donde el nervio principal hace de guía del proyecto,  partiendo de él los nervios secundarios (el título, el proyecto final, la modalidad, la etapa educativa, etc.) y, luego,  como se interconexionan las restantes nervaduras de la hoja por multitud de caminos que como en los proyectos a veces son imperceptibles e impredecibles.

Comenzamos claramente con el nervio principal, vislumbramos los secundarios pero difícil saber en qué parte de la hoja vamos a acabar, porque los caminos pueden ser combinaciones de tantos elementos como alumnos haya en el grupo multiplicados por los puntos que elegimos en el proyecto; así que a veces, controlar todo eso requiere un esfuerzo sobrehumano.

Y por otra parte pienso que ese punto de desconocimiento, hace de la enseñanza, para los que disfrutamos con ella, un elixir de sabiduría hacía donde constantemente debemos dirigirnos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s